20 noviembre 2012

Entendido

Reflexionando sobre lo frágil que somos en la vida, he entendido varias cosas:

1. No hay que aferrarse a nada ni a nadie. Solos venimos y solos nos vamos; la diferencia la hace el modo en que vivimos.
2. Aprender a vivir como si cada día fuera el último.
3. Cada minuto de cada día, cuenta. No hay que desperdiciarlos en rencores ni molestias, mucho menos con gente que no lo vale.
4. Hay que llenarse de positivismo. Aunque el cuerpo no resista y las fuerzas se hayan ido, hay que tener fe.
5. Si te sientes triste, dedicate a sentirlo. El sentir tristeza nos permite agradecer y valorar los momentos felices, por pequeños que sean.
6. Hay que procurar felicidad en lo mucho y en lo poco. La felicidad es intermitente pero si abrazamos la vida como un regalo, aun cuando pasemos por momentos difíciles, nos sentiremos afortunados.
7. Vivir en paz con todo. No hay tiempo para la guerra (solo cuando viene acompañada de buen sexo ;-)

En mi vida está pasando de todo: enfermedad de gente a quien amo, un "amor" inseguro y con miedo, nada de sexo y mucho estres. Aun asi (y aunque no es una fórmula infalible) puedo encontrar "paz en medio de la tormenta", porque se que siempre vienen cosas mejores... y yo decido tener fe.

Feliz día de Acción de Gracias a los que me leen. Que el Divino les conceda paz...bendiciones!!




No hay comentarios.: